Crítica Bühl 15. März 2010

Diario Badisches Tagblatt Bühler-Acher-Kurier

El dolor del mundo expresado con una sola sílaba

La bailaora de flamenco Bettina Castaño y su compañía de baile entusiasman a su público en el centro cultural Neuer Markt

DE WOLFGANG WINTER

Bühl - Magnífica actuación en el centro cultural Neuer Markt: la bailaora Bettina Castaño junto con su compañía de baile compuesta por cinco miembros reciben la ovación de pie de un público entusiasmado.

A La Castaño le gusta la diversidad. Es la primera bailaora de flamenco del mundo que baila al compás 7/8 de percusionistas afganos; golpea sus tacones al ritmo de violonchelistas tocando música de Bach y colabora con un grupo de música tradicional de la región suiza de Appenzell. Esta artista ha ofrecido su espectáculo "Pulse of India" en Bühl. Un título que va mucho más allá de los géneros anteriormente descritos. Así se inicia el programa con una típica "granaina" o una "rumba mora" ofrecidas por los extraordinarios guitarristas El Espina y Mariano Campallo.

La virtuosa técnica de los guitarristas de flamenco que va desde el golpe de pulgar de tresillo "alzapua" hasta la trepidante vibración de cuerdas del "rasgueado", técnicas que ambos músicos dominan con espectacular seguridad. Bien hubiera valido el precio de la entrada un dúo compuesto únicamente por El Espina y Campallo.

Bettina Castaño en el escenario del centro cultural de Bühl con el acompañamiento del cantaor David Hornillo y del guitarrista de flamenco El Espina.

El cantaor David Hornillo, nacido en 1981, es el tercer as en la manga de este cuarteto de flamenco. Esta joven estrella ha llegado en esta noche a la "expresión de uno mismo" máxima aspiración de un cantaor de flamenco. Su "ay" inicial e interminable parecía albergar todo el dolor del mundo. La famosa cantaora española Angelita Gómez explica sobre el cante flamenco: "se siente el dolor, que se expresa con más intensidad aún a través de la música, los sentimientos cambian y se acaba superando el dolor a través de su exteriorización". El cantaor Rafael Heredia añade: "el cante debe ser breve para que se quede pegado a los dientes como un caramelo y el público quiera volver a escucharlo". Un consejo que Hornillo ha llevado a la práctica en toda su extensión durante esta noche.

El punto culminante de la actuación de flamenco fue la seguiriya ejecutada magníficamente por Bettina Castaño con el acompañamiento de los tres músicos. A ello cabe añadir distintas notas individuales de música del mundo que, a ratos, recordaban al "Shakti" de John McLaughlins combinado a la perfección con el estilo grácil y garboso de La Castaño.

Magnífica actuación: Bettina Castaño es la primera bailaora del mundo que baila al compás 7/8 de percusionistas afganos con el resultado de ovación de pie. Foto: Daniela Busam.

Los artistas de la percusión Mattanur Sankarankutty (Chenda) y Karuna Moorthy (Tavil), ambos del sur de la India, ejecutaron de forma magistral los variados ritmos de su tierra. Su sólida y larga formación, en la que se requiere la total entrega de los alumnos a su profesor considerado como "gurú", les ha permitido llegar a la consecución de prestaciones al más alto nivel. En el caso de la familia de Sankarankutty, por ejemplo, ésta pertenece desde hace generaciones al grupo de percusionistas del templo Mattanur en Kerala. Este joven prodigio del tambor empezó a recibir clases a la temprana edad de 6 años. Este grupo de baile extraordinariamente compenetrado recibió el aplauso entusiasta de los asistentes.

 „Sentir la música para poder expresarla bailando.“

Bettina Castaño