Crítica diario Badische Zeitung 12 enero 2005

Entusiasmo en la actuación de Bettina Castaño en El Amor Brujo y Zarzuelas

El lenguaje y el baile como partes de la música

"... Miguel de Roa dejó que los basilienses tocaran la música sin reservas aunque con bellas diferenciaciones dinámicas y acústicas, creando así un psicoprograma de sonido fascinante. Isabel Pedro se contuvo (de momento) como cantante pero como "narradora" logró una inmediatez sugestiva. Rasgo este último que también logró la fantástica Bettina Castaño, cuyo baile llenó la música de sensualidad. Hay que haber visto a esta mujer, con su fuerza expresiva y su increíble perfección, bailando con distintos vestidos, uno más bello que el otro. Lenguaje hablado y movimiento bailado como partes de la música: algo que raras veces se logra a este nivel de perfección".

 „Sentir la música para poder expresarla bailando.“

Bettina Castaño