El Espina

Músico, compositor, arreglista, manager-productor y director artístico

El Espina, in Berlin geboren, beginnt mit dem 8. Lebensjahr sich intensiv für Musik zu interessieren. Sein erstes Instrument, welches er dann 30 Jahre lang spielt, ist das Klavier.

Con 15 años empieza a tocar la guitarra de 12 cuerdas y la guitarra eléctrica.

El Espina fundó su propia banda de rock con la que tocó innumerables piezas conocidas, desde Michel Polnareff  hasta los Rolling Stones y los Beatles. Además, empezó a desarrollar su interés por la composición de canciones y actuó como cantautor en varios clubs de juventud en Berlín. Seguidamente amplió sus conocimientos de guitarra a la técnica del Fingerpicking, Bossa Nova y, sobre todo, Blues.

Gracias a sus estudios de música en la Escuela Superior de Artes de Berlín El Espina también aprendió a tocar la flauta traversa.

Fue una gran satisfacción tocar a Händel en la Filarmónica de Berlín junto con su profesora de flauta traversa, la flautista de conciertos sueca Cecilia Brunschen. Fue en el año 1978

Además recibió una formación de canto. En la Escuela Superior de Artes de Berlín, El Espina dejó atrás su etapa autodidacta y conoció a su primer profesor de guitarra. Los profesores Cecile Brunschen y F. Wiechel le transmiten la historia de la música, de los acompañamientos de ésta en las distintas situaciones emocionales y, sobre todo, el arte de la interpretación de la música.

Su profesor de guitarra le enseña guitarra clásica pero también pequeñas piezas de flamenco, de las que El Espina enseguida queda maravillado y a lo que le siguió un periodo de cinco años en los que tocó piezas de flamenco para guitarra en los escenarios de Berlín con el dúo MANO MANGO fundado por él mismo. Éste publicó su primer LP grabado en estudio de sonido profesional causando sensación en su momento, ya que constituía una novedad que un dúo flamenco de guitarra grabara un LP

El Espina viajó en numerosas ocasiones a Córdoba, donde conoció en 1981 a Paco Peña, maestro de la guitarra flamenca, con el que tomó clases particulares. (www.pacopena.com) De ahí surgió una amistad que se mantiene hasta el día de hoy.

La música de Paco de Lucía supone el inicio de una nueva etapa en su forma de tocar flamenco con la guitarra. Conoce las bases de una técnica innovadora en comparación con otros maestros. Compra por primera vez una guitarra del constructor de guitarras Manuel Reyes, especialista en las peculiaridades de este instrumento, y adaptada especialmente para el acompañamiento de baile. El Espina todavía sigue tocando con esta "Reyes".

El Espina fue durante algunos años sobresaliente bailarín de competición en las categorías de ritmos suramericanos y clásica, siguiéndole a estas modalidades su entusiasmo por el baile flamenco, lo que le condujo a profundizar en su acompañamiento. Su primera bailaora fue Adela Rabin, que le estuvo convenciendo durante un año para que empezara a tocar flamenco para acompañar el baile.

En 1986 deja Berlín para instalarse en Sevilla, con el deseo de llegar a la excelencia en la guitarra flamenca.

[Translate to Spanisch:]

Recibe clases de Miguel Pérez sénior, que tocó durante 20 años con Sabicas y que le enseña a El Espina los distintos ritmos y técnicas para el acompañamiento del baile en el flamenco. Inicia una profunda colaboración y amistad con el hijo de su maestro, Miguel Pérez junior. Los dos tocan durante 10 años para acompañar a Bettina Castaño en los distintos escenarios europeos.

Pero El Espina no solo aprende a tocar la guitarra flamenca durante su formación musical, sino que empieza a profundizar en las técnicas de composición de las orquestas clásicas. Así nace en 1996 una vibrante "caña" para la orquesta sinfónica.

La capacidad del músico de innovar lo lleva a un enriquecimiento artístico de las actuaciones de flamenco. El Espina sabe entender que el flamenco es un estilo que puede seguir desarrollándose. Por lo que no es casualidad que en 1986 presente una actuación de flamenco con tombak y contrabajo en la sala Otto Braun de Berlín. Este es el inicio de una serie de elementos musicales sorprendentes, que se integran de un modo muy conseguido en los espectáculos de flamenco, para el entusiasmo del público.

El Espina fue el primer músico que logró llevar el flamenco a los grandes escenarios en Alemania, como aquí en la sala Otto Brunn de Berlín en 1986. Posteriormente siguieron su ejemplo otros compañeros de profesión.

El Espina construye, por ejemplo, discos conectados a una caja de ritmos, lo que permite a Bettina Castaño mostrar un solo de batería con los pies.

Imagen de la caja de ritmos con dos de los nueve discos construidos por El Espina para que Bettina Castaño pueda mostrar con los pies un solo de batería.

El Espina encuentra en Nils Tannert un percusionista muy adecuado para crear un dúo perfecto sobre la batería con Bettina Castaño.

Su habilidad para la sofisticación técnica queda patente también en la dirección de los juegos y planos de luces, que él mismo concibe para el grupo de flamenco.

Con el paso del tiempo El Espina establece numerosos contactos también con músicos extranjeros, entusiasmándolos con una colaboración creativa e innovadora junto con su grupo de flamenco.

Así ven la luz distintos programas al más alto nivel que integran influencias de las culturas europeas, persa e india, sin olvidar la música clásica. El Espina escribe arreglos para músicos que van desde el grupo Berky-Teufelsgeigen de Bratislava (www.diabolskehusle.sk)

Jan Berky y El Espina en la "Reduta" Filarmónica de Bratislava 2003

hasta los arreglos para guitarra para música folclórica de Appenzell (http://www.alderbuebe.ch),

El grupo Alderbuebe con el grupo de flamenco (El Espina primero por la derecha)

pasando por músicos clásicos como Annamaria Kappus (primera violinista de la Orquesta sinfónica de Basilea)

o los arreglos para el nuevo programa PULSO DE INDIA (www.karunamurthy.com).

                                 Karuna Moorthy y Matanoor Sankanrankutty

El Espina le otorga una importancia especial a la percusión por lo que se entiende fácilmente que invitara a Mohammad Tahmasebi (fallecido el 14.3.2007), considerado mejor músico de tombak en su momento, a formar parte del grupo.

De izquierda a derecha: Mohammad Tahmasebi, El Espina, Miguel Pérez

También se invita a formar parte del grupo a Hakim Ludin (www.hakimludin.de), maestro percusionista muy polifacético.

De izquierda a derecha: Hakim Ludin, El Espina, Miguel Pérez, Mohammad Tahmasebi

Y, entretanto, también se han sumado los dos maestros percusionistas indios Karuna Murthy (Tavil) y Matanoor Sankurankutty (Chenda).

El encuentro con la autora de libros infantiles Katharina Eva Volk (www.poesievolk.de), hace que El Espina (conocido por los niños como Flap Tap) vuelva a la senda de la composición de canciones. Impresionado por la originalidad y belleza de los textos de esta autora, ha compuesto ya 25 canciones. Ha sabido sustituir el humor verbalizado y la expresividad de las imágenes por humor musical y una emocionalidad, que se ajusta perfectamente a los textos, entusiasmando a mayores y niños.

Katharina Eva Volk con su nuevo libro "Amanda, la cerdita en el foso de orquesta".

Su formación en pedagogía musical ha llevado a El Espina a interesarse por la escritura de notación (http://www.castano-flamenco.com/d/Kurse-Zapateado-Lehrheft.html). De este modo, ha desarrollado un sistema de notación para el zapateado según la escritura de notas de Bach. Hasta la fecha ya ha creado dos cursos de zapateado en colaboración con Bettina Castaño. El Espina no solo ha contribuido a la evolución de la notación del flamenco sino también a la mejora de la escritura de notación para la guitarra flamenca. Con ello ha conseguido mejorar y perfeccionar la imagen de notación para la guitarra flamenca.

Su última obra se compone de 5 cursos de palmas con 5 CD (1 hora respectivamente) en los que aparecen anotados todos los ritmos del flamenco.

De izquierda a derecha: El Espina, Miguel Pérez, Annamaria Kappus

 


Algunos recortes de prensa sobre El Espina publicados entre 1996-2007:

 

1. Diario APPENZELLERLAND, 30.10.1996 de Bernhard Laux

 

Un momento estelar de la cultura

... En la segunda parte se volvió "español". El guitarrista El Espina abrió con un solo de farruca, que "llegó al alma". Con una perfección magistral acompañada de una técnica inaudita, logró crear auténticas nubes de sonidos con su instrumento, que hacían pensar al público que se encontraba ante toda una orquesta y no un solista...

 

2. Diario Thurgauer Zeitung de 26.8.1997 de jo

La Castaño - reina del flamenco 

 

Celebrada por todo lo grande en Steckborn - Actuación en el teatro Phönix

 

Fuego artificial de los instrumentos

No fue el baile - una rítmica rumba - lo que marcó el inicio de la noche, sino la "rumba puebla" interpretada por los guitarristas Miguel Pérez y El Espina (compositor de la pieza) junto con Hakim Ludin de Kabul (Afganistán) en sus bongos, creando un fuego artificial rítmico-musical de las ideas y del saber, que logró expresar todos los elementos del flamenco solo a través la música. Demostraron su arte en otras piezas musicales, destacando sobre todas las demás la "granaína" pieza instrumental que "El Espina" presentó en solitario de forma magistral.

 

3. Diario Dill-Post, Pressehaus de 25 agosto 1997 de kaw

La Castaño marcó el final apoteósico de los éxitos del verano

"Noche española" con mucho ambiente en el parque Villa Grün

... Los guitarristas Miguel Pérez y El Espina abrieron la noche española con la rumba "Río Ancho" junto con el percusionista Halim Ludin de Afganistán. Marcaron los acentos desde el principio, convenciendo no solo por su magistral perfección, sino también por su expresividad y abrumador arte de improvisación. Prepararon a los cerca de 450 espectadores para un viaje musical a Andalucía... Uno de los puntos álgidos de este último espectáculo del verano fue probablemente la rumba puebla, hábilmente compuesta por El Espina. Tras un inicio calmado, los músicos - con Hakim Ludin a la cabeza - iniciaron un auténtico fuego artificial de temperamento, emociones e improvisación...

 

4. Diario Schwäbische Zeitung de 25.9.1997 de Vera Stiller

Diálogo de instrumentos y baile

... No solo convenció La Castaño. Cada uno de los instrumentalistas demostró ser maestro en su materia: El Espina, que no solo compone la música sino que, especialmente en su pieza en solitario que llegó al alma, sabe transmitirla fantásticamente con la guitarra. Su composición y arreglos conseguidos fueron otro de los momentos fascinantes de la noche...

 

5. Diario Landshuter Zeitung de 21 octubre 1998 de Michaela Schabel

Palpitante flamenco

Frenético aplauso para Bettina Castaño en el teatro municipal de Landshut en el que se habían agotado las entradas

... El guitarrista El Espina vino acompañado esta vez por violín y tombak. La fusión de flamenco fue desde las raíces persas hasta los orígenes eslavos de la música cíngara. La sofisticada dirección del juego de luces (El Espina) logró una mayor intensificación emocional...

 

6. Diario Nordseezeitung de 27.7.1999 Núm. 2 - de Babette Kaiserkern -

Arrebatadora música de flamenco como baile seductor

Espectáculo racial y trepidante ante el teatro en el puerto pesquero

... La guitarra estuvo al cargo de Francisco „Paco“ Arriaga, uno de los mejores músicos flamencos de la joven generación y el virtuoso de gran fuerza El Espina, compositor de la música instrumental. La joven violinista Anamaria Kappus, que también pertenece a la Orquesta sinfónica de Basilea, completó la impetuosa música de la rumba nueva con piezas maestras...

 

7. Diario Kassler Zeitung Núm. 177, KULTURZELT LUNES, 2 AGOSTO 1999

Provocación y melancolía

... No solo La Castaño mostró lo mejor de sí, también lo hicieron los tres guitarristas, El Espina, Manolo Pérez y Paco Arriaga así como el percusionista Mohammad Tahmasebi de Abadan, que determinaron el alto nivel del espectáculo. Brillaron magistralmente con composiciones propias y piezas de rumba...

 

8. Diario Südkurier Villingen, 22 julio 2000 de Knut Wedelring

 

Grandes sentimientos expresados con el baile

 Fiesta de los sonidos con Bettina Castaño

... El fantástico conjunto está compuesto además por los dos guitarristas El Espina, el cerebro musical del grupo, Miguel Pérez, el cantaor Antonio Saavedra, el Palmero Manuel Salgado y la violinista Anamaria Kappus ... Los dúos de guitarra con El Espina entusiasmaron al público de Hornberg...

 

9. Diario Rhein-Main-Presse – Mainz de miércoles, 31 enero 2001 Suplemento cultural

Magia lírica y fuego del flamenco 

 

Más allá de todos los clichés: la sevillana Bettina Castaño en el Frankfurter Hof

...Además de Ludin, los dos magníficos guitarristas El Espina y Miguel Pérez, el carismático cantaor Antonio Saavedra, el Palmero Manuel Salgado y la violinista Anamaria Kappus, que ejecutó a la perfección el dueto "Las pedreras" con la bailaora en la segunda parte y que brilló en la "rumba puebla" con El Espina presentando un virtuoso spiccato y combinación de arco-pizzicato, que el público no olvidarán rápidamente...

 

10. Diario Basler Zeitung de lunes, 28 octubre 2002, Núm. 251 Actualidad cultural – de Alexander Marzahn

Flamenco meets violines cíngaros

Inicio de la gira de Bettina Castaño en el casino municipal de Basilea 

 

Extendiendo el brazo con gracia hacia el este

... Ya por sí solos tanto el grupo de flamenco (con cantaor y el Palmero) como la orquesta de violinistas de Berky constituyen una delicia musical: El Espina escribió en 120 páginas los extremadamente logrados arreglos para este grupo profesional... Una noche muy movida, que quedará en el recuerdo durante mucho tiempo...

 

11. Diario Bensheimer Tageblatt de 24 junio 2003 de grd

Baile flamenco y violinistas del diablo

... Una fusión brillante entre flamenco y música cíngara, que se vio recompensada por el aplauso espontáneo y en pie del público ... Lo que lograron aquí los guitarristas de flamenco Miguel Pérez y El Espina (compositor y arreglista de las piezas) roza lo sobrenatural...

 

12. Diario Schwäbischer Bote de 26.4.2004 de Willy Beyer

 Actuación de baile impecable

Bettina Castaño ha presentado flamenco al más alto nivel en el museo del pabellón municipal

... No fue una de esas actuaciones de entretenimiento folclorista con chicas moviendo las faldas, como se puede ver a menudo en los centros turísticos españoles... La música principalmente improvisada estuvo llena de alma y pasión: impecables en la técnica de digitación y de punteo los magos de las cuerdas José Tudela y especialmente el viejo maestro de pelo canoso "El Espina", así como las obligadas palmas a cargo de Manuel Salgado, que también sorprendió con sus cualidades de baile y taconeo...

 

13. Diario Nassauische Neue Presse de 18.07.2005

Sensacional experiencia de baile

"Flamencoriental" cautiva en el Limburger Serenadenhof

... Los guitarristas mostraron sus increíbles habilidades en la "rumba puebla". Lo que estos artistas lograron con su guitarra no se puede explicar con palabras. No se podía seguir la rapidez de los movimientos con la vista pero se podía oír su precisión. Una composición logradísima de El Espina...

14. MARTES, 15 AGOSTO 2006 DARMSTÄDTERECHO PÁG. 14

Siguiendo el rastro de oriente

 Festival internacional de verano

Bettina Castaño profundiza en las raíces del flamenco

... Las guitarras son parte esencial del flamenco. Los dos guitarristas El Espina y Miguel Pérez se encargaron de abrir el programa de Bensheim con un intercambio de melodías y ritmos, con una técnica virtuosa sobre las cuerdas graves, que hicieron aparecer con mayor contraste las agudas... Conjunción de lo esférico, atmosférico, percusivo y dinámico con lo orgánico, posiblemente una pincelada de lo que supone la conjunción en el flamenco. Este estilo de música necesita intérpretes como El Espina (compositor) y Miguel Pérez...

15.Diario Starkenburger Echo, 30.7.2007, Marc Mandel

Esplendor rítmico

Noche de flamenco índico-andaluz con Bettina Castaño en el Gesundbrunnen

... Junto al guitarrista Jesús Torres que narra historias con su forma de tocar y El Espina que, con su "rumba puebla" ha conseguido un arreglo fantástico para los músicos, fascinan los indios Mattanoor Sankarankutty y Alapuzza Karuna Moorthy...

Crítica Bühl 15 marzo 2010 Diario Badisches Tagblatt Bühlot-Acher-Kurier

El dolor del mundo expresado con una sola sílaba

La bailaora de flamenco Bettina Castaño y su compañía de baile (5 artistas) entusiasman a su público en el centro cultural Neuer Markt

Así se inicia el programa con una típica "granaína" o una "rumba mora" ofrecidas por los extraordinarios guitarristas El Espina y Mariano Campallo. La virtuosa técnica de los guitarristas de flamenco que va desde el golpe de pulgar de tresillo "alzapua" hasta la trepidante vibración de cuerdas del "rasgueado", técnicas que ambos músicos dominan con espectacular seguridad. Bien hubiera valido el precio de la entrada un dúo compuesto únicamente por El Espina y Campallo…

 

3. Dill-Post, Pressehaus vom 25. August 1997 von kaw

La Castaño war der krönende Abschluß der Sommer-Hits

Stimmungsvolle „spanische Nacht„ im Park der Villa Grün

...Mit der Rumba ,,Rio Ancho„ eröffneten die Gitarristen Miguel Perez und El Espina sowie der Perkussions-Künstler Hakim Ludin aus Afghanistan die spanische Nacht. Schon gleich zu Beginn setzten sie die Akzente. Dabei überzeugten die Musiker nicht nur durch ihre meisterliche Perfektion, sondern auch durch ihre Ausdruckskraft   und   überwältigende lmprovisationskunst. Sie stimmten die rund 450 Zuschauer auf eine musikalische Reise nach Andalusien ein......Einer der Höhepunkte des letzten Sommer-Hits war sicherliche die Rumba Puebla, von El Espina geschickt komponiert. Nach einem ruhigen Beginn zündeten die Musiker - allen voran Perkussionsmeister Hakim  Ludin - ein wahres  Feuerwerk  an  Temperament, Emotionen und Improvisation...

 „Sentir la música para poder expresarla bailando.“

Bettina Castaño