Naturschallwandler = NSW

El altavoz de sonido natural constituye un sistema innovador y revolucionario, ya que permite una reproducción holográfica precisa de música, tonos y voz desde distintos soportes de audio (CD, fono, radio, TV, cine en casa). El altavoz de sonido natural está concebido según los principios físicos y acústicos de la naturaleza.

El altavoz elimina por completo los sonidos directos, proyectándolos de forma indirecta, igual que en la naturaleza. No se crea un campo de sonido difuso, tal como ocurre con los sistemas de altavoces convencionales.

El tono con su espectro de ondas armónicas juega un papel fundamental en nuestro bienestar, ya que nuestro organismo está concebido para percibir este tipo de ondas. La plenitud del espectro de tonos es de gran importancia para la salud, el trabajo con la música y la labor terapéutica.

La acústica natural con su riqueza en ondas armónicas supone un excepcional enriquecimiento para nuestro organismo. Nuestra mente reacciona con una sensación de bienestar y descanso.

El altavoz de sonido natural permite conservar todo el espectro de tonos: las frecuencias con sus tonos armónicos polifónicos, los instrumentos con sus particularidades y todos los matices de la voz. Permite incluso una reproducción increíblemente precisa de música sampleada en workstation.

Las siguientes personas - músicos - técnicos - terapeutas oyen y trabajan ya con el altavoz de sonido natural:

Amantes de la música, directores de orquesta*, técnicos de sonido, primeros violines, músicos con instrumentos naturales, animadores, bailarines, cantantes, oradores y terapeutas musicales.

El altavoz de sonido natural ha mostrado tener efectos muy positivos sobre el oído gracias a su capacidad para regenerar y mejorar la capacidad auditiva, demostrando que la sordera de vejez no es más que un mito.

* Herbert von Karajan fue el primer director de orquesta en trabajar con el sistema omni-indirecto de altavoces de sonido natural.

Altavoz de sonido natural = altavoz de sonido omnidireccional

Foto: El Espina

No es casualidad que Bettina Castaño haya elegido trabajar con un sistema de altavoces muy especial. La razón es que los altavoces de sonido natural ofrecen a los bailaores, músicos y a cualquier persona de oído fino una reproducción sonora que se acerca increíblemente al sonido natural. Tal como se ha podido constatar muchas veces en los ensayos individuales o en grupo de zapateado, este último junto con la música resultan en un sonido demasiado fuerte. Con los altavoces de sonido natural se consigue un volumen idéntico en toda la sala, por lo que no es necesario poner la música alta.

 „Sentir la música para poder expresarla bailando.“

Bettina Castaño (Foto: Anja Beutler)